Ruta de las raíces

Este domingo, 22 de mayo, pudimos por fin retomar una de las tradicionales salidas organizadas por este AMPA, ¡nuestra ruta de senderismo de primavera!

Salimos de Salamanca puntuales a las 9:50 y emprendimos el camino ilusionados aunque un poco expectantes ante las previsiones de lluvia. Sin embargo, al llegar a la Fuente del Castaño (preferimos iniciar aquí la ruta en lugar de en la Fuente del Indiano por comodidad para gestionar el grupo) parecía que la cosa no pintaba mal, nublado, con fresco, pero la lluvia solo se intuía a través de un leve pintineo, lo que viene a ser el «mojabobos» de toda la vida.

Iniciamos la ruta envueltos en la magia de los robles, helechos, pinos y castaños, tan típicos de la vegetación de la Sierra de Francia, disfrutando del aire puro de esta zona y de como los niñ@s dejaban atrás a los mayores sin ninguna piedad.

Nuestra primera parada fue la primera obra artística de la ruta, «Del espejismo de un bosque», de Begoña Pérez, el lugar en que uno comienza a sentir la fortuna de poder estar disfrutando del paraje al verse reflejado en uno de los espejos junto a tamaña hermosura.

Seguimos nuestro camino y enseguida nos topamos con «La Majá», de Lucía Loren, un antiguo corral para las ovejas que intenta dotar de de misticismo al caminante.

Proseguimos nuestro camino con buen ánimo, dando gracias porque la lluvia seguía sin aparecer y por haber dejado atrás los tórridos días anteriores que hubieran hecho la ruta mucho más dura.

En mitad de nuestro avanzar nos encontramos con una cruz rodeada de las piedras del camino, que hizo las delicias de nuestros más pequeños, y rocas que escalar, que pusieron el alma en un vilo de más de algún progenitor.

Nos acercábamos ya a la Ermita de Majadas Viejas y se notaba la prisa, porque era el lugar que habíamos marcado en nuestra ruta para un pequeño tentempié, que no todo iba a ser caminar. Cuenta la leyenda que el rey Don Rodrigo escondía en esta zona la virgen que le acompañaba en sus batallas, y cuando un lugareño la encontró levantó la ermita que ahora disfrutamos en mitad de la ruta.

Tras el breve relajo reiniciamos la ruta hacia otro lugar clásico de la ruta, como es la Laguna de San Marcos, pero antes nos topamos con las «Hojas de Roble», de Iraida Cano, cuya belleza integradora con el paisaje es más plausible en otoño, pero de las que pudimos disfrutar igualmente, ya que el día no dejaba de asemejarse a cualquier día de principios de octubre.

Junto a la Laguna de San Marcos nos encontramos con la Ermita de San Marcos (a decir verdad, no sabemos si l@s niñ@os la admiraron mucho, pero el «Asteroide S 09 2010», de Fernando Casas, es otra historia….).

Tras este contacto sideral con otros mundos continuamos nuestra ruta manteniendo el buen ambiente y viendo como l@s niñ@s que no se conocían previamente comenzaban a integrarse entre ellos con total naturalidad, haciendo que todo el día tuviera sentido.

La siguiente obra artística que nos encontramos es el «Panal» de Carlos Beltrán, un homenaje a nuestras abejas, sin las cuáles todo nuestro ecosistema se vendría abajo.

De ahí nos acercamos al pequeño abrevadero del camino, de lo que, por algún misterio que no vamos a revelar aquí, no hay ninguna fotografía para que cada cuál lance su imaginación a volar de lo que allí pudo suceder.

Acercándonos ya al final de la ruta llegamos a «Sombra» de Fernando Méndez, una obra que participa del propio paisaje para mimetizarse con él y entregarnos un lugar mágico en los días soleados (que pena que éste no lo fuera).

Y así llegamos de vuelta a la Fuente del Castaño, lugar ideal para nuestra comida, un merendero ideal para reponer fuerzas tras el recorrido (algún osado apostó por una próxima barbacoa en este lugar, si la legislación lo permite, claro).

Tras la comida fue el momento de la foto familiar.

Y aunque en un principio habíamos pensado en que el autobús nos llevara de vuelta a La Alberca, el buen ambiente en el que se estaba desarrollando la ruta nos llevó a hacer el último kilómetro, desde la Fuente del Castaño a la Fuente del Indiano a pie, que en l fondo somos unos valientes.

Ya llegando a La Alberca nos encontramos con un amigo inesperado, un burro que vino a saludarnos, ¿qué digo?, a vitorear nuestro éxito, unos le llamaron Platero, otros Segismundo, pero para todos quedará en el recuerdo.

Ya en La Alberca tocaba la foto de rigor.

Y por supuesto el terraceo y el heladeo, que no todo va a ser el caminar.

Y así terminamos un día precioso en el que algunos padres nos conocimos, otros estrecharon vínculos, y los niños pudieron disfrutar de una jornada juntos fuera de las obligaciones diarias.

Muchas gracias a tod@s los que os animásteis, y los que no, ¿seguro que os queréis perder la próxima?

Aprender a Estudiar

Os informamos de los Cursos de Organización y Técnicas de Estudio que van a tener lugar durante marzo y abril en formato online, dirigidos a alumnos de Bachillerato, ESO y 6º EP.

Los próximos días 17 y 18 de marzo habrá una Charla online dirigida a madres y padres como presentación de los Cursos, con el tema:

“Estrategias y Técnicas de Estudio. Cómo ayudarles sin hacerles los deberes”

Podéis encontrar toda la información sobre la charla y los Cursos en el siguiente enlace:

http://elmetodojuanalonso.blogspot.com/2022/03/aprende-estudiar-desde-casa-curso-de-y.html

Ruta Molinera

Hoy os presentamos una actividad muy interesante que nos hacen llegar los alumnos de 2º de Animación Sociocultural y Turística del IES Fernando de Rojas.

Se trata de una actividad totalmente gratuita que tendrá lugar el 5 de marzo en el pueblo de Monleras, a unos 50 minutos de Salamanca.

La han llamado «Ruta Molinera» y trata sobre una ruta por el pueblo en la que las familias participarán en una pequeña gymkhana durante esta. La gymkhana servirá para recoger ingredientes que después serán utilizados para llevar a cabo un taller de repostería acompañado de una teatralización. Finalmente, las familias serán dirigidas a una exposición en la que se llevará a cabo una degustación de los productos del pueblo.

Todos los interesados pueden apuntarse a partir del 19 de febrero en un formulario que se abrirá para ello.

Si alguien necesita más información puede contactar con nosotros o con ellos directamente en

rojasascyt@gmail.com
Instagram: @ascytrojas

SEGURIDAD Y CONFIANZA DIGITAL

Aquí tenéis las fechas y los enlaces, para los talleres de este trimestre del Plan de Seguridad y Confianza Digital, dirigidos a AMPAs y familias.

Pueden verse en directo o en diferido.

Uso de internet y Confianza Digital. Seguridad, confianza digital y navegación segura10-febhttps://teamsmicrosoft..com/l/meetup-join/19%3ameeting_MGUxODA5M2QtZjQ5MC00YzA0LWIxMmYtMDI1YWM5ZjBlYmFj%40thread.v2/0?context=%7b%22Tid%22%3a%22669222ee-d5e5-4539-987e-a3015ab6df31%22%2c%22Oid%22%3a%22e721ab48-1d47-4b2f-92bd-8c840d1884d4%22%2c%22IsBroadcastMeeting%22%3atrue%7d&btype=a&role=a
Tecnoadicciones: Juegos Online1-febhttps://teamsmicrosoft..com/l/meetup-join/19%3ameeting_ZjA0YTkwZDktZWFhZi00ZGVmLThhMDItN2I1MzQ3ZTJmYzU4%40thread.v2/0?context=%7b%22Tid%22%3a%22669222ee-d5e5-4539-987e-a3015ab6df31%22%2c%22Oid%22%3a%22e721ab48-1d47-4b2f-92bd-8c840d1884d4%22%2c%22IsBroadcastMeeting%22%3atrue%7d&btype=a&role=a
Tecnoadicciones: Apuestas24-febhttps://teamsmicrosoft..com/l/meetup-join/19%3ameeting_Y2UwZjNmMjItMjg5ZS00YjFlLWI4MDMtZjI3NjYyZmYzNjNh%40thread.v2/0?context=%7b%22Tid%22%3a%22669222ee-d5e5-4539-987e-a3015ab6df31%22%2c%22Oid%22%3a%22e721ab48-1d47-4b2f-92bd-8c840d1884d4%22%2c%22IsBroadcastMeeting%22%3atrue%7d&btype=a&role=a
Las Redes Sociales que usan Nuestros Hijos21-febhttps://teams.microsoft.com/l/meetup-join/19%3ameeting_ZTA0YWVlOTYtNDk5Mi00ODM0LWIwYTEtNmVlY2YwOGIzMDI3%40thread.v2/0?context=%7b%22Tid%22%3a%22669222ee-d5e5-4539-987e-a3015ab6df31%22%2c%22Oid%22%3a%22e721ab48-1d47-4b2f-92bd-8c840d1884d4%22%2c%22IsBroadcastMeeting%22%3atrue%7d&btype=a&role=a

«Educar en igualdad, te ayudamos»

El pasado mes de octubre desde el Servicio de Participación y Ayudas al estudio de la Dirección General de Innovación y Formación del Profesorado se envió a los centros educativos un cuestionario de detección de necesidades formativas para familias para el curso 2021-2022.


Como respuesta a su interés y demanda te invitamos a participar a la jornada:

“Educar en igualdad, te ayudamos”.


La sesión será un espacio de análisis y propuestas que pretende ayudar en la tarea educativa de las familias. Tendrá lugar el próximo jueves 20 de enero a las 17.30 h, con una duración aproximada de 60 minutos.



Para participar acceda en el siguiente enlace:

https://teams.microsoft.com/l/meetup-join/19%3ameeting_NmQxNDljZDctZDZkMC00NWRmLWFmMmEtZDJmZjAxMzcwOWVm%40thread.v2/0?context=%7b%22Tid%22%3a%22669222ee-d5e5-4539-987e-a3015ab6df31%22%2c%22Oid%22%3a%22dd49072a-1e66-4911-8b15-44fd92519e1d%22%7d

Campamento Urbano de Lorenzo Milani

Os recomendamos fervientemente el campamento urbano Diver Natural de la granja escuela Lorenzo Milani para estas vacaciones navideñas.

Un lugar ideal para que nuestros niñ@os puedan disfrutar de su ocio en un ambiente agradable y en permanente contacto con la naturaleza.

«No podemos encerrar a los niños en una jaula dorada»

Carl Honoré portavoz del slow movement. BCC Conferenciantes.

Hoy os traemos esta interesantísima entrevista realizada por la web www.cuerpomente.com al escritor Carl Honoré (autor de «Elogio de la lentitud»), que ahora presenta «Bajo presión».

–¿Vivimos Bajo presión, como afirma el título de su libro? ¿Es realmente hiperexigente nuestra sociedad?
–He peleado mucho con las editoriales y conmigo mismo para encontrar el título ideal, y posiblemente no sea éste, ya que puede sonar a libro de autoayuda, algo que no es. La hiperexigencia creo que es general, aunque en diversos grados. Nos hallamos en un momento único en la historia de la infancia en donde existe la profesionalización familiar: los padres taxi que llevan a sus hijos de una actividad extraescolar a la siguiente.

Estos conceptos se enmarcan dentro de un cuadro más amplio: una sociedad que se alimenta del pánico y vive bajo el ruido del perfeccionismo. En ella impera una cultura que emerge del consumismo y se nutre de la cultura del management: deseamos niños perfectos de los que ser padres perfectos para redondear el retrato. Este panorama se refleja mucho más en las clases medias. De hecho, la idea de profesionalizar la paternidad salió originalmente de estas clases, pero afectará a todos porque las posiciones de este sector son las que dictan el tono general. Aunque haya muchos niños que tienen más déficit de atención que exceso.

–Los padres tienen miedo por los hijos (no saber dónde están, que se accidenten) y de sí mismos (no estar a la altura). ¿Es importante el miedo?
–Sí. Creo que el miedo es el motor de muchas cosas. Y el consumismo no es ajeno a él: nos venden, mediante la publicidad, una falsa idea de la felicidad y nos la creemos.

–Si vivimos con estos miedos, ¿no corremos el riesgo de educar a nuestros hijos de una forma paranoica?
–Es una de las grandes paradojas; toda esta cultura de la paternidad tiene teóricamente como objetivo formar niños creativos, autosuficientes, que sepan correr riesgos y manejar la incertidumbre. Pero el efecto que conseguimos es todo lo contrario: a los chicos que están saliendo de esta fábrica educativa, a la niñez del siglo XXI, le cuesta superar el miedo. Son niños que nunca han tenido la oportunidad de aprender esta lección básica, porque intentamos siempre eliminar el riesgo de sus vidas, lo cual es antinatural, ya que el riesgo existe y es uno de los obstáculos que los chicos tienen que aprender a manejar y entender cómo abordarlo. Si los encerramos en una jaula dorada, evitando el peligro durante doce o trece años, cuando salgan van a tener muchos problemas.

La segunda parte del problema es que los niños sienten y viven el miedo que tienen los padres, y eso lo he experimentado en primera persona: ahora mi hijo va solo al colegio caminando, pero lograrlo fue dar un gran salto; estaba contaminado por la cultura del pánico; en el colegio estaba rodeado de campañas de seguridad, que le indicaban que los adultos desconocidos eran pederastas potenciales y que el tráfico lo iba a matar. Y a esa visión contribuimos también las familias y los medios de comunicación.

Artículo relacionado «Hoy los niños están más controlados, no respetamos su libertad»

–¿Qué ocurre cuando los hijos detectan nuestros miedos?
–Los niños son inteligentes y buscan el camino más fácil para lograr sus deseos -como dominar a la familia-. Algunos aprovechan esta situación de pánico de los mayores y acaban sin saber aceptar los límites ni las críticas, porque en casa, a causa de esos miedos, no se les han puesto límites. De ahí que alguno no se adapte bien a la escuela, que es un mundo que se organiza a base de compromisos, de fronteras, de reglas.

–El miedo al fracaso también parece importante. ¿El afán de perfección lleva a los padres a intervenir en exceso?
–Sí, y no tanto en función de lo que los hijos necesitan, sino a partir de un plan preconcebido de cómo tiene que ser un niño que triunfe. Muchas familias buscan «niños alfa», o sea, perfectos. Y, en ese cometido, profesionalizarse es uno de los ingredientes principales, lo que significa la pérdida de confianza de los padres.

Todos tenemos una voz interior y conocemos a nuestros hijos mejor que nadie. Hemos de encontrar nuestra forma concreta de educarlos, de organizar el hogar, pero eso no es lo que hacemos. Tenemos la idea de que, en algún lugar, existe una receta mágica para educar un niño ideal. Así que el ejercicio de la paternidad se convierte en un híbrido entre el desarrollo de un producto y un deporte de competición; ha dejado de ser simplemente «algo que ocurre». La mujer se queda embarazada y algunos padres corren a la librería en busca de un libro sobre Cómo tener un niño prodigio.

Recuperar el instinto de aprendizaje

–Pinta las cosas oscuras…
–Son oscuras, pero soy optimista. Estoy convencido de que podemos superar esa falta de control sobre nuestras vidas. Pero hay que trabajar… y no esperar demasiado.

–¿La escuela también colabora en este mundo hiperexigente? ¿Dónde estamos y hacia dónde deberíamos ir?
–Debemos buscar el equilibrio. Los sistemas de evaluación numérica, por ejemplo, con los exámenes tradicionales tienen su función y los números pueden llegar a ser útiles, pero no deberían ser la única medida del alumno. No todo consiste en conseguir las mejores notas. Hay otras formas de evaluar, más «impresionistas», generadas por profesores más implicados en la vida de los alumnos y que permiten indicaciones donde el rendimiento del alumno no queda limitado a una cifra.

Artículo relacionado «El entusiasmo es el mejor abono para nuestro cerebro»

–Si se trata de buscar una excelencia que no esté solo basada en las calificaciones numéricas, ¿cuál debería ser el objetivo de la educación?
–Tendría que cultivar la pasión por el aprendizaje, sobre todo en este mundo donde muchas cosas cambian constantemente, como el mercado laboral. La forma básica de realizarse del ser humano consiste en aprender, y una de las tragedias de la escuela moderna es que básicamente sofoca el instinto del aprendizaje por sí mismo. Se aprende solo para sacar buenas notas. Se necesita generar creatividad, provocar curiosidad, pasión por conocer .. . Hay colegios en que esto se nota, y los niños se ven vivos, pero en la mayoría recuerdan a obreros en una fábrica.

–Entonces también habría que crear materias nuevas. Hay alumnos a los que les interesa la historia, la literatura o las matemáticas, y alumnos a los que no. ¿Qué podemos hacer con los que no están interesados?
–Creo que, en términos generales, si una materia está bien planteada puede ser interesante. Como es obvio, siempre habrá chicos que no la sigan. Un sistema alternativo es darle mayor libertad al colegio y al maestro para definir el programa de estudios; este es un hilo universal en todos los centros de mayor éxito. Y eso es lo que se ha perdido. El establecimiento de un programa de estudios homogéneo absorbe mucho de ese espíritu de libertad y aprendizaje porque alumnos y profesores se obsesionan con las notas y se pierde ese algo mágico y trascendental del aprendizaje puro, cuando maestro y alumno se olvidan de lo accesorio y se centran en el aprendizaje.

–¿Y esa presión parece afectar también al mal llamado «tiempo libre»?
–Esa me parece una de las raíces de nuestros males: nuestra relación malsana y neurótica con el tiempo. Seguimos con la teoría puritana que opina que no hacer nada «útil» equivale a perder el tiempo. Vemos el tiempo como un recurso limitado del que hay que exprimir hasta la última gota de productividad. Si caminas por la calle con tu hija de seis años y ve una araña, se para, la observa, le da un nombre… y eso es lo que necesita su cerebro: realizar un ejercicio mental creativo. Pero nosotros, en vez de consentirlo, la arrastramos hasta la próxima actividad organizada porque no tenemos margen para detenernos. El problema es que despreciamos todo aquello que no valga dinero y que no pueda incluirse en un currículum impecable.

«Tememos a las horas vacías -‘¡el tiempo es oro!’- y esa es una idea profundamente contraria a la niñez.»

–En Bajo presión narra cómo un padre amenaza con una pistola al entrenador porque su hijo de seis años no juega el tiempo que él considera apropiado. ¿Nos estamos implicando demasiado en las actividades extraescolares de nuestros hijos?
El problema es que este caso no es algo aislado o anecdótico, sino más común de lo que se piensa, aunque no sea con ese grado de violencia. En las actividades deportivas, por ejemplo, la pregunta final es: «¿Has ganado?» y no: «¿Te lo has pasado bien?». Lo mismo que en la escuela, parece interesarnos más la cantidad que la calidad. El problema no son las actividades extraescolares, sino cómo las abordamos.

Existen dos estilos básicos de ocupar el tiempo libre: a uno podemos llamarlo organizado, al otro, informal. Muchos padres, obsesionados por tener hijos que sean los mejores en algo, que destaquen sobre sus compañeros, eligen el estilo organizado. Sin negar los valores que puedan tener ciertas actividades en la educación, yo considero que el niño ha de disfrutar de un tiempo realmente libre, que ti mismo debe aprender a organizar y gestionar de un modo informal.

Artículo relacionado Por qué es importante que los niños jueguen (tanto en casa como en el colegio)

¿A qué deberían jugar los niños?

–Suponemos que eso no implica dejar que los niños pasen horas jugando con una consola o el ordenador, ni siquiera a juegos considerados pedagógicos…
Lo que educa realmente no son los juguetes sino el juego. Las nuevas tecnologías son magníficas para el desarrollo, pero trabajar en multiáreas y manejar gran cantidad de datos no sirve de mucho si se carece de recursos para elaborarlos. Habituados a estímulos constantes, muchos de esos niños luego no son capaces de concentrarse más de diez minutos en una sola cosa.

Para muchos padres no es suficiente que su hijo juegue con un palo o una piedra: tiene que tener un fantástico juguete que promete el desarrollo de no sé cuántas habilidades cognitivas y que quizá uno de sus vecinos ya posee. El niño posiblemente se beneficia mucho más con lo sencillo, pero padecemos cierta arrogancia; existe la idea de que el mundo ha cambiado y que todo lo que había antes ya no sirve para nada. Eso es absurdo: los niños siguen teniendo las mismas necesidades básicas para su desarrollo.

El juego es una actividad importantísima en el crecimiento del niño, a ser posible en la naturaleza y asumiendo ciertos riesgos. Podemos estimular a una rata incesantemente en un laboratorio: nunca tendrá un cerebro más versátil que una que haya crecido libre en la naturaleza.

Volvemos de nuevo al riesgo y al miedo a correrlo…
–La obsesión por la seguridad puede resultar inmovilizadora . Nuestros hijos deberían disfrutar de una exposición sensata al riesgo. A veces tropezarán, otras las cosas no saldrán bien; pero es que es imposible la pretensión de que un chico sea constantemente feliz . Asumir la frustración es también una parte importante de lo que enseña el juego.

–Para finalizar, me gustaría que nos comentara una propuesta de su libro: que un remedio infalible para mejorar muchas cosas con nuestros hijos es «cenar en casa».
–Lo que más necesitan nuestros hijos de nosotros es tiempo; tiempo y ánimos. Y parece que hay muchas familias dispuestas a llevarlos a un montón de sitios, a proporcionarles actividades y a comprarles cosas, pero no a compartir su tiempo. Cenar en casa significa que cada día se ha de tener un tiempo dedicado a la vida familiar, a estar juntos, a escucharse mutuamente. Y paciencia, que es un bien cada vez más escaso en nuestra cultura de la prisa.

Luchemos contra el cáncer infantil

Desde el AMPA del colegio Antonio Machado de Salamanca queremos hacernos eco de una iniciativa contra el cáncer infantil que se ha iniciado en nuestra provincia, concretamente desde Ciudad Rodrigo.

Echa un vistazo a la web y colabora en lo que puedas, porque entre todos haremos fuerza

Multiplicando, que es gerundio

Hoy te traemos una página web que te ayudará a practicar las tablas de multiplicar con tus hij@s de Primaria y conseguir que no se convierta en un quebradero de cabeza

De una manera visual y divertida, con esta plataforma los niñ@s aprenden jugando y le pierden el miedo a las tablas.

Pruébalo y nos cuentas

Crea tu sitio web con WordPress.com
Comenzar